jueves, 20 de agosto de 2015

Libro: "Estrategias de divulgación científica" #Reseña

Un libro que comienza con una presentación por parte de Juan Ignacio Pérez Iglesias, aka @Uhandrea tiene que ser un buen libro. Y este lo es. 

Para quien no lo conozca (aún), Iñako como le gusta que le llamen, es el Coordinador de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco. O el Rey Midas de la divulgación científica. No hay actividad divulgadora de calidad en este país en la que él no esté implicado. Pero ojo, detrás del valor de todo lo que hace, hay muchísimo trabajo y esfuerzo que no se ve, y que por supuesto, agradecemos enormemente. 

Dice Iñako:

"La divulgación tiene una gran importancia de cara al futuro desarrollo científico del país. Y por esta razón es muy conveniente que esa actividad sea de una calidad, efectividad y amplitud crecientes."

"Estrategias de divulgación científica", nace con el propósito de orientar a los que estamos interesados en esta preciosa labor de transmitir ciencia, la mejor forma de hacerlo, de manera que podamos llegar por la vía directa a un público de lo más variado. ¡No es tarea nada fácil! Me pregunto si algunos ya vienen con ese "don" de serie o las tablas han hecho que sea un auténtico placer escucharlos dar una charla, leer algún post suyo o el más difícil todavía; escucharlos en radio, donde el lenguaje corporal es inexistente. La verdad es que hay grandísimos divulgadores que hacen parecer fácil lo difícil. 





Es posible que seas científico y no te dediques a la divulgación... tú te lo pierdes ;-) Pero estoy segura de que en algún momento de tu vida, has tenido que explicar a amigos o familiares en las típicas reuniones navideñas qué es lo que haces. A mí me ha pasado. ¿Y qué tal el trabajo? ¿Qué es exactamente lo que haces en el laboratorio? Suena interesante, ¿y eso para qué sirve? Es en estos momentos donde pones a prueba tu habilidad para explicar ciencia a un cocinero, un economista, una enfermera, un albañil o un conductor de autobuses. Ellos no tienen por qué saber cómo hago una planta transgénica (¿eso qué es?) ni con qué fin, qué codifican los genes que estudio (codi... ¿qué?), ni qué importancia puede tener identificar genes implicados en la tolerancia de las plantas a sequía o salinidad. 

Es más, no necesito ni que llegue navidad o un cumpleaños familiar para verme en esa tesitura. Cada día, cuando hablo con mi madre estoy expuesta a que los vídeos de youtube (sí, el famoso argumento ad youtubium) hayan creado una inquietud en ella que luego tengo que desentrañar. La mayoría de ellos relacionados con la alimentación o los transgénicos (mi madre barre pa' casa).


"Estrategias de divulgación científica" es posiblemente el único libro sobre este tema que no está escrito por periodistas ni comunicadores. Firma un trío de ases. Los tres autores son profesores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), a la cual me siento muy ligada y además, son científicos en activo que dedican parte de su tiempo a la divulgación. 


Os explico brevemente quiénes son, considerando solo su bagaje divulgativo (si pincháis en la foto podéis leer el CV más ampliado): 

Breve CV de los tres autores de 
"Estrategias de divulgación científica"
José María Seguí Simarro es autor de cinco libros. De ellos, dos han sido premiados con el Premio Prismas Casa de las Ciencias al Mejor Texto Inédito de Divulgación Científica y el XVII Premio Europeo de Divulgación Científica "Estudi General". Aquí reseñé "Biotecnología en el menú".  

José Luis Poza Luján cuenta con la experiencia como director y locutor de radio durante 12 años y la realización de actividades divulgativas en el área de astronomía y radio. Actualmente es ponente en la Semana de la Ciencia de la UPV, colabora con la RUVID y presenta el ciclo divulgativo "Informática y cine" de la UPV.

JM Mulet, es uno de los blogueros científicos con más seguidores en redes sociales y autor de varios libros de divulgación científica. Aquí reseñé "Los productos naturales, ¡vaya timo!" y aquí "Comer sin miedo", que alcanzó 5 ediciones y fue traducido a varios idiomas. Próximamente, la reseña de "Medicina sin Engaños"


Bueno, entramos algo más en el meollo de la cuestión ¿no? 

El libro tiene un tamaño ideal en un formato manejable con 206 páginas. Está plagado de referencias bibliográficas (¡cómo se nota que estos chicos son científicos!) -193 para ser exactos- y enriquecido con fotos, ilustraciones y esquemas tanto en blanco y negro como en color. Cabe destacar el gran número de ejemplos reales que van acompañando al texto. Está claro que lo que pretenden enseñar, lo están poniendo en práctica mientras escriben este libro. Muestra de ello, son los numerosos "titulares sombreados" breves, concisos e imprescindibles que podemos encontrar en prácticamente todas las páginas. 


Algunos consejos para dar una charla. Fragmento extraído
del Capítulo 6. Uno de mis capítulos más consultados...


El libro se divide en DOS PARTES, cada una de ellas con varios CAPÍTULOS.

En la PRIMERA PARTE encontraremos aspectos generales de la divulgación científica. 
¿Qué es? Su importancia, quién divulga, en qué formatos, qué diferencias hay entre periodismo científico y divulgación así como en el lenguaje empleado, etc.

Me han parecido especialmente interesantes los dos últimos capítulos de esta primera parte. En el CAPÍTULO 3: "Amenazas de la divulgación científica" los autores nos muestran los peligros que nos podemos encontrar (algo más frecuente de lo deseable) a la hora de transmitir una información. Ya sea el origen de las fuentes, el mal uso por parte de los medios de comunicación (sensacionalismo, miedo, desinformación, etc) la naturaleza del mensaje (las conocidas falacias argumentales) y lo que es más importante, cómo afrontar la contra-argumentación ¿No te imaginas cómo?

El CAPÍTULO 4: "El científico como referente en la sociedad" también me ha parecido relevante, ya que trata muy de cerca algo con lo que lamentablemente vivimos demasiado a menudo. Cuando se dan noticias científicas sobre temas controvertidos como transgénicos o vacunas, los medios de comunicación suelen caer en la falacia del principio de equidistancia entrevistando a un científico y un ecologista o naturópata sin ningún conocimiento científico y por tanto, muy muy lejos de ser un debate o aportar un punto de vista en condiciones de igualdad. También entra en este capítulo algo tan importante en la ciencia como es la ética.


En muchos debates, los argumentos científicos
topan con argumentos ideológicos. Así es imposible
que el debate se considere científico ni igualitario.

En la SEGUNDA PARTE viene la chicha que la mayoría de los lectores irán buscando. Las técnicas y recursos para comunicar ciencia. Imprescindible cada página de esta segunda parte. ¿Por qué? Pues muy fácil. Veremos la importancia que tiene desde poner un título hasta atender amablemente a los que se te acercan cuando terminas de dar una charla. Son 3 capítulos, pero perfectamente aprovechados.

En el CAPÍTULO 5: "Cómo traducir la ciencia en divulgación escrita", veremos como digo, la importancia de un título, la estructura de un artículo de divulgación, imágenes, derechos de propiedad intelectual, datos, gráficos, y cómo manejar el lenguaje utilizado.

En el CAPÍTULO 6: "Divulgar en radio, televisión, conferencias y debates", como su nombre indica, dará consejos ¡¡MUY VALIOSOS!! antes, durante y después de una intervención en radio, televisión, charla o un debate. En definitiva, cómo prepararlo. Alguno de los autores, ha tenido que torear en plazas muy chungas y con gente más chunga todavía y siempre sale airoso. Valen oro los consejos que se dan en estos capítulos.

En el CAPÍTULO 7: "Divulgar en internet", aprenderemos a usar un blog, redactar un post o divulgar usando redes sociales como twitter, facebook, LinkedIn, etc. Cuál fue mi sorpresa cuando encontré "mi foto" en las páginas de este capítulo haciéndole compañía a cracks de científicos relevantes en habla hispana. Métode sacó este listado, no falto de críticas por la ausencia de mujeres científicas presentes en twitter, que las hay. No estaban muy claros los criterios considerados para elaborar esta lista. Así que al poco tiempo, la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) se encargó de elaborar otro listado exclusivamente femenino que podéis consultar aquí






"Estrategias de divulgación científica" ha sido editado por la Universidad Politécnica de Valencia así que en la propia biblioteca del Ágora, lo podéis encontrar. También está disponible en formato electrónico a 10.01€. Se puede solicitar en librerías.


Datos técnicos del libro. Se puede solicitar aquí 


La verdad, es que al igual que tengo otros libros de cabecera para ciertos temas como los de JM Mulet (para mitos alimentarios o pseudomedicinas), JR Alonso y Xurxo Mariño (para neurociencia), JM Seguí Simarro y JAL (biotecnología) etc, "Estrategias de divulgación científica", constituye per se un libro de consulta para saber cómo hacerlo y hacerlo bien. Te mostrará las pautas y estrategias para divulgar mediante la escritura, la radio, la televisión e internet desde la experiencia de tres científicos que por suerte, también divulgan. Seguro, segurísimo, que aprenderás mogollón, y con el tiempo, llegarás a ser un buen divulgador científico. Yo me lo he propuesto. 


viernes, 17 de julio de 2015

Año Internacional de la Luz

2015 ha sido declarado Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías basadas en la Luz. Fue un 20 de diciembre de 2013 cuando en la Asamblea General de las Naciones Unidas se decidió que debíamos darle la importancia que tiene la luz y sus tecnologías en todas las actividades humanas. Por poner un ejemplo, nuestro ritmo biológico o circadiano (y el de todos los animales, plantas y muchos procariotas) está regido entre otras cosas por la luz.


Ritmo circadiano en humanos. Fuente: Wikipedia


Pero, ¿por qué 2015? La respuesta es que este año se conmemoran una serie de hitos fundamentales en la historia de la ciencia de la luz. Augusto Beléndez Vázquez (@aubeva), catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Alicante y miembro de la Real Sociedad Española de Física, os explica detalladamente los motivos en este post




Next, la sección de Ciencia de Vozpopuli.com, con Antonio Martínez Ron (a.k.a. @aberron) al frente, se ha sumado a la conmemoración del Año Internacional de la Luz publicando artículos cortos durante los meses de junio y julio en un especial que podéis consultar en este enlace. La idea es transmitir la importancia de la luz desde la "óptica" de diversos investigadores que, de alguna u otra forma, la utilizan en su trabajo y mostrar hasta qué punto el conocimiento de la luz ha contribuido en el avance de la humanidad. 

Encontraremos artículos sobre rayos X, células fotovoltaicas, cosmos, bacterias bioluminiscentes, funcionamiento del ojo, etc. Son interesantísimos. Pasad por ahí si podéis.

He tenido el gran honor de participar en este iniciativa de Next hablando de plantas y cómo son capaces de pelearse compitiendo por la luz en un fenómeno conocido como "síndrome de huida de la sombra". Espero que os guste y lo disfrutéis tanto como yo escribiéndolo. Desde aquí, agradezco a Antonio la oportunidad de contaros algo más sobre plantas... esas grandes desconocidas. 

"Cuando las plantas pelean por la luz". Aquí lo tenéis. 



domingo, 28 de junio de 2015

Biofortificación III: Otros elementos no menos importantes

La Ciencia de Amara se ha sumado a la iniciativa #mitostransgénicos promovida por @BIOTECH_SI para hablar de BIOFORTIFICACIÓN. 

Y con este post termina la serie que hemos dedicado a los #mitostransgenicos para hablar de la biofortificación. Hemos tratado la vitamina A, vitamina E y el hierro. Veamos qué tenemos aquí hoy: 

ÁCIDO FÓLICO

Además del hierro en la prevención de la anemia, el ácido fólico también tiene un papel importante. Es un tipo de vitamina del complejo B, concretamente la B9. Es la forma artificial (sintética) del folato que se encuentra en suplementos y se le agrega a algunos alimentos fortificados. Es  necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina, de ahí que tenga ese papel importante en la prevención de la anemia. Seguramente sea más conocida por las parejas que tienen previsto quedarse embarazados. Es frecuente que el médico recomiende un aporte suplementario de vitamina B9 unos meses antes de concebir y durante los primeros meses del embarazo. El motivo es que ayuda a prevenir ciertas anomalías congénitas como la espina bífida o la anencefalia. Entre el 50 % y 70% de estos defectos del tubo neural se pueden prevenir si las mujeres toman 400 microgramos de ácido fólico al día, antes y después del embarazo.


Algunas anomalías congénitas producidas por la deficiencia de ácido fólico


Pero además, su deficiencia tiene otras consecuencias. como retraso en el crecimiento, úlceras pépticas y bucales, y ciertos tipos de anemia. 

El ácido fólico es hidrosoluble, es decir, que se disuelve en agua, a diferencia de las vitaminas A, D, E y K. Y ¿qué significa esto? Pues básicamente, que el cuerpo no las acumula y que al salir del cuerpo a través de la orina, debemos suministrar estas vitaminas de forma regular a través de la dieta. 

¿Dónde podemos encontrarla? De forma natural tenemos ácido fólico en hortalizas de hojas verdes, legumbres, frutas y zumos de cítricos, carnes, mariscos e hígado. El ácido fólico es uno de los compuestos que ha adquirido mayor protagonismo a la hora de fortificar los alimentos. Gracias a un fallo de la FDA (Food and Drug Administration americana, el equivalente a la EFSA europea) ya podemos encontrar de forma habitual panes, cereales, harinas, pastas, arroz y otros productos enriquecidos con esta vitamina. 

Alimentos ricos en vitamina B9. Fuente: Medline

ARROZ ENRIQUECIDO EN VITAMINA B9

A caballo entre Bélgica y China, han enriquecido el arroz para que produzca mayor cantidad de vitamina B9. Hay regiones de India y China que actualmente mantienen un alto riesgo por deficiencia de folato. La implantación de este arroz modificado genéticamente sería clave cuando hablamos de los Años de Vida Ajustados por Discapacidad (AVAD) y los Años de Vida Ajustados por Calidad (AVAC). Ambos son los indicadores más utilizados para la evaluación de riesgos y beneficios. Los AVAC miden los años de vida con una salud óptima, mientras que los AVAD representan una medida de los años de vida en relación con la pérdida de salud. 


ANTIOXIDANTES: LICOPENO Y ANTOCIANINAS

La capacidad antioxidante tanto del licopeno como de las antocianinas está sobradamente demostrada. Pero de ahí a que sea la panacea y sirva para todo y de cualquier forma, hay un largo camino del que no hay (de momento) suficiente evidencia. Ambos son pigmentos vegetales y se ingieren de forma habitual en la dieta. Licopeno en frutas y verduras de color rojo (especialmente tomate) y antocianinas, de las que hablé en este post, en frutas y verduras de un amplio abanico de colores (amarillo, púrpura, azul...).




A pesar de ser utilizados como digo para infinidad de patologías (varios tipos de cáncer, asma, infección por el virus del papiloma humano, cataratas, arterioesclerosis, etc) parece que sí hay estudios que sugieren que el consumo de licopeno tiene un efecto beneficioso sobre la salud humana, reduciendo notablemente la incidencia de cáncer al igual que las antocianinas.

PIÑA ROSA

Esta piña "Rosé" ha sido desarrollada en Costa Rica por Del Monte Fresh. Tiene la particularidad de acumular licopeno (de ahí su color rosado). Y esto lo han conseguido sobreexpresando genes procedentes del naranjo dulce (Citrus sinensis) y otras plantas comestibles.


Preciosa, apetecible y más sana. ¿Quién da más?



El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) ya ha aprobado su importación para que en el momento en que se superen todos los ensayos, puedan importar esta piña de Costa Rica. Las pruebas de campo ya están en fase avanzada así que en un futuro cercano, seguramente los estadounidenses podrán disfrutar de un alimento con bastante mayor contenido en un antioxidante directamente implicado en la prevención del cáncer.


TOMATES PÚRPURA

Hace un par de años, en el centro John Innes de Gran Bretaña, y con participación de investigadores del IBMCP de Valencia, desarrollaron una variedad de tomate transformada con un gen de la flor Boca de Dragón (Antirrhinum majus) que acumula antocianina, lo que le aporta un color púrpura característico. Esta acumulación masiva de antioxidante tiene varios beneficios. Por un lado, la vida media de este tomate aumenta de 21 a 48 días, lo que permite cogerlos más cerca del punto de maduración y por tanto cuando hayan desarrollado todo su sabor y estén más sabrosos. Por otra parte es más resistente a patógenos como Botrytis cinerea, y el más importante, es que  esa acumulación de antioxidantes genera un beneficio para la salud, puesto que su consumo ayuda a prevenir el cáncer. Podéis encontrar el artículo científico publicado en Current Biology aquí.





Que esto termine aquí, no significa que no haya más alimentos enriquecidos en otros nutrientes.  Yo solo os he traído una pincelada pero, por suerte, continuamente están investigándose. @DanielNorero uno de los integrantes de esta iniciativa y que también ha  tratado este tema, se ha encargado de hacer un genial infografía que os dejo aquí. Os recomiendo visitar su blog y seguirlo en twitter.





Desde aquí, no me queda más que volver a agradecer a @BIOTECH_SI la propuesta de hablar de ciencia y tratar de llegar a la gente abordando un tema sobre el que aún hay muchos mitos. Y por supuesto, gracias al equipo de investigadores y divulgadores que han hecho esto posible de una forma completamente desinteresada y solo por amor a la ciencia, al rigor y al compromiso con la sociedad.
¡¡Un abrazo a todos!!





Otras entradas de esta serie:
Biofortificación I. Golden... o hablemos de la Vitamina A

miércoles, 24 de junio de 2015

Biofortificación II. Hierro y vitamina E

La Ciencia de Amara se ha sumado a la iniciativa #mitostransgénicos promovida por @BIOTECH_SI para hablar de BIOFORTIFICACIÓN. 


¿Recordáis la despedida de Super Ratón? [...] "Y no olviden supervitaminarse y mineralizarseeeee" :D En esta serie de post estamos hablando de alimentos biofortificados como estrategia para paliar una carencia o déficit de algún nutriente esencial (vitaminas, principalmente). Pero conviene recordar que la hipervitaminosis o excesiva acumulación de una vitamina, también tiene consecuencias, especialmente en el caso de la vitamina A, D, K y, como veremos a continuación, de la vitamina E. La razón es que al ser vitaminas liposolubles, se acumulan en los tejidos y no se eliminan fácilmente como ocurre con las vitaminas hidrosolubles. 




VITAMINA E

La vitamina E es liposoluble. Esto significa que es fácilmente disoluble en grasas y por tanto la encontraremos en alimentos ricos en estas, como ocurre con la vitamina A, D y K. Podemos encontrar la vitamina E en aceites vegetales (oliva, maíz, germen de trigo, girasol, cártamo, y soja). levadura de cerveza, frutos secos (como las almendras, el maní y las avellanas), semillas, hortalizas de hoja verde (como las espinacas y el brócoli), margarinas y productos para untar enriquecidos, yema de huevo, etc.

Evans y Bishop, en 1922 vieron que las ratas hembras requerían de este compuesto en su dieta para conseguir un embarazo. Por ello se la identificó como la "vitamina de la fertilidad".

También recibe el nombre de α-tocoferol (hay 8 formas pero esta es la de mayor actividad en humanos) y es una molécula antioxidante capaz de protegernos del daño celular que ocasionan los radicales libres. ¿Qué significa esto? Este daño celular está relacionado con el proceso de envejecimiento, y envejecer es un proceso natural producido solo por el hecho de estar vivos y respirar. Hay reacciones metabólicas (continuamente) en nuestro organismo que generan estas moléculas denominadas en conjunto radicales libres o especies reactivas del oxígeno. ¡Es algo natural! y vamos equipados de serie con una batería de moléculas que de forma sistemática los van eliminando de nuestro cuerpo sin mayor complicación. El problema puede ser un exceso de estos radicales por factores ambientales o un defecto en su producción / eliminación. Entre estas moléculas están por ejemplo las conocidas vitamina C, A y esta vitamina. Es fácil encontramos a la venta cápsulas y productos antioxidantes (palabra mágica) para "evitar" o "retrasar" el envejecimiento. Tratar de ser siempre joven es un objetivo para mucha gente. Tened cuidado.


Cápsulas de vitamina E

Como dije antes, la hipervitaminosis también existe. Durante un tiempo, importamos de EE.UU la moda de tomar suplementos vitamínicos a tutiplén y por norma, pensando que más valía prevenir que curar. Luego se ha visto que no solo no es beneficioso sino que puede resultar perjudicial.  Los suplementos con altas dosis de antioxidantes en algunos casos pueden estar relacionados con riesgos para la salud. Por ejemplo, altas dosis de beta-caroteno pueden aumentar el riesgo de cáncer de pulmón en fumadores. Dosis elevadas de vitamina E podrían aumentar el riesgo de cáncer de próstata y un tipo de ataque cerebral, además de aumentar el riesgo de defectos congénitos. Los suplementos antioxidantes también podrían interactuar con algunas medicinas así que hay que hay que andarse con ojo.

Con una alimentación saludable y variada se suministra la cantidad de vitamina E necesaria en la dieta. Sin embargo, hay casos en los que sí podría ser necesario un suplemento de esta vitamina (siempre recetado por un médico) pero no porque no queramos envejecer (ojo con el pseudomarketing), sino por algún tipo de patología. Puede darse el caso de presencia de determinados desórdenes relacionados con el metabolismo de las grasas, o bien la incapacidad de absorber grasas de la dieta (causada por la extirpación de parte o todo el intestino o estómago, enfermedad de Crohn...) o bien bebés prematuros de bajo peso.

El otro supuesto, es una imposibilidad de llevar a cabo una alimentación saludable y variada, como ocurre en algunas zonas. Los investigadores, responden a esto fortificando algún tipo de alimento con esta vitamina. 

LECHUGA CON ALTO CONTENIDO EN VITAMINA E. 

En 2013 salió una publicación realizada por científicos japoneses donde se producían plantas de lechuga  con alto contenido en vitamina E utilizando ingeniería genética de cloroplastos.




HIERRO

El hierro es un mineral esencial en el cuerpo humano, ya que transporta el oxígeno hasta los tejidos formando parte de la hemoglobina de los glóbulos rojos y de la mioglobina del músculo. Además, interviene en la estructura de muchas proteínas.

Sangre < Glóbulo rojo < Hemoglobina < Hierro < Oxígeno
Fuente: Medline

Lo malo de la deficiencia de este elemento, es que no supone un problema únicamente en zonas desfavorecidas, sino en cualquier parte del mundo. La deficiencia de hierro es una de las principales causas de la anemia ferropénica y puede deberse tanto a la ingesta insuficiente de hierro a través de la dieta como a pérdidas excesivas debidas a hemorragias, algo que las mujeres, conocemos bastante bien. Durante muchos años de nuestra vida, es posible que nos enfrentemos a episodios puntuales (o no) de anemia causada por pérdidas periódicas debidas a la menstruación. Por ello, también es frecuente que el médico nos recomiende algún aporte extra de hierro más allá de "chupar candados" como decimos por mi tierra. Además, nos limitan las donaciones de sangre al año de 4 veces como los hombres, a 3.


Prevalencia de anemia en el mundo. Fuente 


Las fuentes alimentarias ricas en hierro son principalmente de origen animal: yema de huevo, hígado, carnes en general (aunque mejor la roja y magra y especialmente la de res), ostras, salmón o atún. El hierro de origen vegetal existir, existe, pero es más difícil de absorber. Lo podemos encontrar en pasas, albaricoques, legumbres, verdura (brócoli, espinaca, espárragos...). Si se mezcla algo de carne magra, pescado o carne de ave con legumbres o verduras de hojas oscuras en una comida, se puede mejorar hasta tres veces la absorción de hierro de fuentes vegetales. Los alimentos ricos en vitamina C también aumentan la absorción de hierro. Ojito con algunos tipos de té, que hacen todo lo contrario.

En esta parte del mundo, disponemos de forma habitual de cereales FORTIFICADOS con hierro. Y sin ser transgénicos.

Alimentos ricos en hierro


Pues bien. Debido a su precio y a la falta de disponibilidad, los alimentos ricos en hierro asimilable son parte de la típica dieta de países desarrollados, pero no de otros. Según UNICEF, alrededor de 2.000 millones de personas sufren de anemia en todo el mundo, y, en especial, anemia por carencia de hierro. Esta es una de las principales causas de mortalidad materna y de deficiencias cognitivas en los niños pequeños, que pueden afectar posteriormente su desarrollo motriz y su rendimiento escolar.

Ya contamos con varios cultivos cuyo contenido de hierro se encuentra incrementado. Os traigo tres ejemplos:


1. ARROZ CON ALTO CONTENIDO EN HIERRO

Según recogió Nature el pasado 2012, científicos japoneses lograron un arroz con mayor contenido en hierro (de forma natural tiene muy poco hierro biodisponible). Para ello, abordaron el objetivo utilizando 3 técnicas distintas. Incorporando elementos genéticos para mejorar el almacenamient ode hierro en los granos mediante la expresión de la proteína ferritina. Por otro, mejorando el transporte del hierro aumentando la producción de un quelante natural, la nicotianamida. Un quelante es una molécula capaz de unirse a metales. El último método se basa en mejorar la entrada de hierro en el endospermo a través de un transportador específico.  Los resultados de esta investigación indicaron que las semillas obtenidas tenían entre 4-6 veces más hierro que las convencionales.





2. PLATANO ENRIQUECIDO EN HIERRO

El Prof. Dale, líder del grupo que ha creado el plátano enriquecido en vitamina A, cedió los genes responsables a investigadores de cinco institutos de la India para que estos desarrollaran plátanos de variedades locales enriquecidos en vitamina A y además en hierro.



3. JUDÍAS ENRIQUECIDAS EN HIERRO

Actualmente existen en África variedades de judías capaces de suplir hasta el 45% de las necesidades corporales de hierro.

En este y el resto de post de esta serie de biofortificación, iremos actualizando las últimas novedades sobre estos alimentos. A ver si pronto tenemos buenas noticias.

FRIKADA EXTRA

Relacionado con esto me acabo de acordar de algo curioso. Dejadme que os lo cuente :-)) Hace unos días, me fui de turismo a una de las comarcas más emblemáticas, pintorescas y bonitas de nuestro país: La Alpujarra.


Capileira, espectacular

A unos 2 Kms de Pórtugos, en dirección a Trevélez, encontramos en la carretera una ermita. Parad ahí. Junto a la ermita, hay un nacimiento formado por varios caños de agua que tienen una particularidad. Ya solo con acercarse allí, se nota algo raro en el ambiente. Un olor extraño. El sonido del agua al caer va acompañado por un color cobrizo, no del agua que es transparente, sino del camino que va marcando. Se llama Fuente Agria y os podéis imaginar por qué.





Cruzando la carretera y bajando 83 escalones encontrareis uno de los rincones más bonitos y mágicos de la naturaleza en esta zona. Hay cascadas de agua ferruginosa que caen desde una altura de 20 metros. En ese momento no había nadie allí. La sensación de ver todo teñido de hierro, el sonido del agua y la vegetación cincundante es verdaderamente fascinante. El paraje natural de Fuente Agria es quizás el elemento natural más significativo, no sólo de Pórtugos, sino de buena parte de la Alpujarra. Desde tiempo inmemorial se conocen las virtudes de este manantial, hasta el punto de que se llegó a construir unos baños para aprovechar sus propiedades. La Fuente Agria fue remodelada en 1972 y es muy apreciada por sus beneficios medicinales, siendo sus principales ventajas para las enfermedades del riñón e hígado. Hhmmmmm no sé.






Su nombre viene dado por sus características químicas y físicas, tiene un gran componente de hierro y está gasificada de forma natural. Su agua tiene un sabor amargo a hierro (doy fe) con una apariencia de color característico debido a la limonita, componente principal del hierro que contiene. Si la probáis, llevad chicle, caramelo o queso cabrales. El que avisa no es traidor ;-)


Otras entradas de esta serie:
Biofortificación I. Golden... o hablemos de la Vitamina A
Biofortificación III: Otros elementos no menos importantes